Información sobre TPMS

Informaciones generales sobre TPMS

¿Qué es TPMS?

  • TPMS es la abreviatura de Sistema de Control de Presión de Neumáticos (en inglés: Tyre Pressure Monitoring System).
  • TPMS es un sistema incorporado para monitoreo de la presión de los neumáticos en vehículos.
  • Indicación automática y directa como advertencia en el display cuando ocurre un problema en uno o más neumáticos debido a pérdida de presión.

 Meta: 

  • Aumento de la seguridad de conducción y disminución de accidentes, pues una presión incorrecta de los neumáticos prolonga la distancia de frenado, dificulta tomar curvas y puede calentar los neumáticos.
  • Evitación de un consumo elevado de combustible debido a una presión inadecuada de los neumáticos.
  • Reducción del desgaste de los neumáticos debido a una mayor resistencia a la rodadura y también de las emisiones de CO2.

 Ventajas:

  • El conductor recibe información inmediata sobre problemas de presión en los neumáticos.
  • Los problemas pueden resolverse tempranamente.
  • Se suprime el control manual de la presión de aire.

 Especificaciones temporales para el equipamiento con un TPMS:

  1. Desde el 1º de noviembre de 2012, todos los tipos  de automóviles y casas rodantes nuevas vendidos en la UE deben estar equipados con un TPMS.
  2. A partir del 1º de noviembre de 2014, todos los automóviles y casas rodantes en la UE deben disponer del registro inicial de un TPMS.

¿Qué características debe tener el TPMS?

Durante la fabricación del vehículo deberá integrarse un TPMS directo o indirecto, una instalación posterior será considerada como no conforme a normas.

Características del TPMS según la legislación UE:

  • Advertencia de pérdida de presión en un único neumático (dentro de período de 10 minutos):
    20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
  • Advertencia de pérdida de presión en los cuatro neumáticos (pérdida repentina y progresiva):
    20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
  • Determinación de la pérdida de presión a velocidades desde 40 km/h hasta la máxima velocidad de conducción del vehículo.
  • Transmisión de datos a 434 MHz

¿Qué es TPMS indirecto?

Durante la fabricación del vehículo deberá integrarse un TPMS directo o indirecto, una instalación posterior será considerada como no conforme a normas. Si durante una inspección principal se detecta un TPMS no apto debido a una falla menor según la Sección 29 del Reglamento Alemán de Licencias de tráfico por carretera (StVZO), el propietario/conductor del vehículo deberá resolver este problema de inmediato.

Características del TPMS según la legislación UE:

  • Advertencia de pérdida de presión en un único neumático (dentro de período de 10 minutos):
    20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
  • Advertencia de pérdida de presión en los cuatro neumáticos (pérdida repentina y progresiva):
    20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
  • Determinación de la pérdida de presión a velocidades desde 40 km/h hasta la máxima velocidad de conducción del vehículo.
  • Transmisión de datos a 434 MHz

¿Qué es TPMS indirecto?

Utilización de sensores existentes en el ESP/ABS para determinación de la presión del neumático mediante la velocidad de giro del mismo y el envío de los datos a la unidad de control central (ECU = Electronic Control Unit).

En caso de pérdida de presión: 

  • Determinación de una mayor velocidad de giro de los neumáticos mediante el sistema.
  • Indicación en el display como advertencia para el conductor.

Comparación con el TPMS directo: 

  • Menos preciso (p.ej. no se indica la perdida de presión exacta ni la medición de temperatura).
  • Menos confort (p.ej. no se realiza la medición de la presión de los neumáticos si el vehículo está detenido).
  • Ningún esfuerzo adicional en los cambios de neumáticos, porque no debe tenerse en cuenta ningún sensor en los neumáticos.

¿Qué es TPMS directo?

Monitoreo de la presión de los neumáticos con ayuda de sensores en cada neumático, que miden la presión y la temperatura, envían los datos registrados por radio a un receptor central, procesamiento de los datos, indicación en el display del conductor.

Comparación con el TPMS indirecto:

  • Adquisición de datos muy precisa.
  • Funciones adicionales, tales como detección de la posición de un neumático, medición de la presión estando detenido y monitoreo de la rueda de repuesto.
  • Costes adicionales importantes para mantenimiento y cambio de neumático.
  • Requiere cambios sustanciales en los talleres, por ej. para mantenimiento, instalación y programación de los sensores TPMS.
  • Equipamiento de todos los neumáticos (de invierno, de verano y de repuesto) con un sensor funcional.

¿A qué áreas afectan los sistemas TPMS?

En las situaciones siguientes el propietario/conductor del vehículo o el taller visitado entra en contacto con el TPMS directo:

  • Diagnóstico cuando la lámpara de advertencia se enciende en el display
  • Mantenimiento, reparación o cambio de sensores
  • Cambio de neumáticos
  • Montaje de neumáticos
  • Juego de ruedas completas
  • Reparaciones de neumáticos
  • Verificaciones de servicio (p.ej. inspección principal para TÜV)

Consecuencias para el propietario/conductor del vehículo:

Debido a la tecnología compleja del TPMS, para el propietario/conductor del vehículo es muy difícil realizar el servicio de los neumáticos por sí mismo. Cuando se enciende la señal de advertencia (p.ej. en caso de neumático o sensor defectuoso) y para el cambio del neumático, el mismo debe recurrir a un taller que cuente con el servicio correspondiente.

Consecuencias para el taller:

Por lo tanto, para los talleres es absolutamente necesario prepararse para la nueva tecnología y tomar medidas tempranamente para prestar servicios a clientes con TPMS en el vehículo, y así posicionarse como especialista en esta área del mercado.

Actualmente hay numerosos vehículos con un TPMS directo en el mercado, razón por la cual los talleres serán confrontados con el software y los pedidos de servicio de los clientes antes del 1º de noviembre de 2014.

En los próximos años aumentará aún más la cantidad de vehículos con un TPMS. Todos estos vehículos tienen necesidad de sensores de recambio para equipar los neumáticos de invierno, lo que resulta en un enorme potencial de venta de los servicios relevantes.

Además del know-how necesario, los talleres deben disponer de herramientas apropiadas (p.ej. para diagnosticar problemas o para programar los sensores) y de piezas de recambio (p.ej. juntas, válvulas o sensores completos).

Informaciones para los socios de montaje

¿Qué se necesita para los TPMS? ¿Qué inversiones deben realizarse?

Para estar preparado para atender clientes con un TPMS directo en el vehículo, son necesarias las medidas siguientes:RDKS Service-Kit

  1. Stock suficiente de sensores originales del vehículo específico o de sensores universales no programados.
  2. Stock suficiente de válvulas y de kits de servicio con las piezas de recambio necesarias para el mantenimiento de los sensores durante los cambios de neumáticos (núcleo de la válvula, tapa, tuerca, junta).
  3. Herramientas especiales, p.ej. atornillador de válvulas para lograr el par de torsión correcto durante la colocación de la válvula.
  4. Herramientas de diagnóstico/programación para diagnósticos de problemas, para programación y eventualmente aprendizaje manual de sensores y de la unidad de control central.
  5. Personal cualificado como condición previa para el montaje/desmontaje adecuado de ruedas en un vehículo con TPMS directo.

¿Qué modificaciones serán necesarias para el contacto con el cliente?

El cliente debe ser informado acerca de:

  • La tecnología y los requerimientos del TPMS.
  • El mayor gasto de tiempo para el servicio de los neumáticos en vehículos con TPMS.
  • El precio más alto para el servio de los neumáticos con TPMS.
  • Concertar una cita para determinar si el vehículo tiene o no tiene TPMS directo.
  • Creación de un cronograma (calcular el mayor gasto para el montaje de neumáticos con TPMS).
  • Preparación de las piezas de recambio necesarias (p.ej. sensores de reemplazo o kits de servicio).

Cualificación / capacitación de los empleados:

  • Comunicación clara a los clientes del principio de funcionamiento del TPMS.
  • Explicación comprensible para el cliente de las especificaciones durante el servicio de los neumáticos.
  • Explicación al cliente de todas las medidas tomadas.
  • Documentación del estado de entrada y de salida del TPMS.
  • Motivos verificables por el cliente respecto al precio más alto del servicio de neumáticos debido a los gastos mayores (tiempo, know-how, aparatos técnicos como p.ej. la herramienta de programación, mantenimiento de válvulas y sensores).

¿Cómo puede prepararse el personal para los nuevos requerimientos derivados del TPMS?

El TPMS directo requiere modificaciones en los procesos de trabajo del taller, tanto para mantenimiento como para los servicios en los neumáticos.

Lo importante es preparar a los empleados para estas modificaciones, para así atender satisfactoriamente a los clientes y para no cometer errores de asesoramiento ni de procesamiento en los TPMS. Se recomienda la participación de los empleados en capacitaciones especiales para familiarizarse con el manejo de los TPMS. Existen diversos oferentes de capacitaciones en TPMS.

¿Qué sensores pueden utilizarse en el TPMS (p.ej. para reemplazar un sensor defectuoso)?

Cada fabricante puede utilizar un tipo de sensor diferente en el equipo original del vehículo. Por este motivo, actualmente existen más de 150 modelos de sensores diferentes en el mercado.

Requerimientos:

Sensoren

  • Los sensores a instalar deben estar preprogramados para el vehículo.
  • El vehículo y el sensor debe ser compatibles, o sea, no todo sensor puede montarse en cualquier vehículo.
  • Para el reemplazo de un sensor, o para neumáticos de invierno/de repuesto existe la posibilidad de utilizar ya sea sensores originales o sensores universales no programados.

 Los sensores originales ya están preprogramados con los detalles específicos del vehículo, por lo tanto el sensor solo puede utilizarse en algunos vehículos determinados. Debido a la gran cantidad de sensores diferentes y para atender al cliente de forma satisfactoria, en el taller deba aumentarse el stock de piezas y el capital asociado (en el almacén siempre debe haber como mínimo 4 unidades de los principales sensores originales).

 Los sensores universales no programados pueden integrarse sin dificultad en la mayoría de los vehículos. Por lo tanto, para atender las necesidades de los clientes no es necesario mantener una cantidad de sensores como en el caso de los sensores originales (basta con un stock básico de sensores universales). No obstante, para los sensores universales se necesita adicionalmente una herramienta especial de programación, para así programar los sensores de forma específica para el vehículo. Utilizando esta herramienta, en el primer paso se consultan las especificaciones técnicas del vehículo y la posición del neumático en el cual se encuentra el sensor a programar (p.ej. delantera izquierda). A seguir, el sensor original es detectado por el dispositivo programador (dependiendo del software, p.ej. introduciendo el ID del sensor o por captura automática insertando el sensor original), y los datos recolectados se emplean para programar el sensor nuevo. Por así decir, se imita el sensor original. En el caso de que no hubiera disponible un sensor original viejo, puede crearse un nuevo ID del sensor mediante la herramienta de programación.

            Programmierset      RDKS Programmiergerät

¿Cómo se montan los sensores en la rueda?

Para el montaje o desmontaje adecuado de los sensores se necesita una herramienta especial. Estas herramientas simplifican el montaje/desmontaje de los sensores y garantizan que la tuerca y la válvula para sujeción de los mismos se aprieten con el par de torsión correcto.

Dentro del neumático, los sensores se colocan mediante determinadas válvulas de neumáticos:

 

Para la sujeción puede elegirse entre una válvula de aluminio o una válvula de encaje a presión (válvula de goma), siendo que para ambos tipos de válvulas hay modelos especiales de sensores (garantizar la compatibilidad entre válvula y sensor). Por regla general, una válvula de encaje a presión es más económica y sencilla de montar que una válvula de aluminio. No obstante, debido a las fuerzas centrífugas actuantes a partir de una velocidad máxima de 210 km/h, la válvula de encaje a presión no puede utilizarse. Para estas velocidades altas debe emplearse una válvula de aluminio. En cada cambio de neumático debe realizarse un mantenimiento de la válvula, reemplazando en la misma el núcleo, la tapa, la tuerca, la arandela y la junta. Para este mantenimiento hay disponible kits especiales de servicio, que contienen las piezas de recambio necesarias.

 Válvula de encaje a presión:

  1. Sensor
  2. Válvula de goma
  3. Tornillo Torx (de rosca cortante)
  4. Núcleo de la válvula (niquelado)
  5. Tapa de la válvula (plástico)

Válvula de aluminio:RDKS Ventil mit Sensor

  1. Válvula, con carcasa del sensor recubierta por extrusión
  2. Junta de goma
  3. Tuerca de unión roscada
  4. Núcleo de la válvula (niquelado)
  5. Tapa de la válvula (plástico)

¿Qué cambios en el desarrollo de los trabajos resultan del TPMS durante el servicio de neumáticos?

  • RDKS ProgrammierwerkzeugMantenimiento de los sensores en las ruedas de un vehículo con TPMS directo en cada cambio de rueda.
  • Para evitar una corrosión de la válvula y del sensor: reemplazo de las piezas de desgaste del núcleo de la válvula, tuerca, junta y tapa mediante kits de servicio..
  • Determinación de la carga de la batería con ayuda de herramientas de diagnóstico/programación.
  • Reemplazo de baterías con poca o ninguna carga debido al agotamiento de la batería de un sensor (varía de 4 a 10 años).
  • Análisis y resolución de los problemas indicados en el display mediante el encendido de la lámpara de advertencia (por pérdida de presión o defecto de un sensor, p.ej. batería descargada, corrosión o rotura del sensor de la válvula).
  • Considerando que un TPMS no apto para funcionar, el taller deberá estar en condiciones de reparar esta falla.

Recomendación para el desarrollo del trabajo si el cliente desea un diagnóstico y la solución del problema al encenderse la lámpara de advertencia, o el mantenimiento de su TPMS, o un servicio de un neumático (p.ej. cambio de neumático, montaje/desmontaje):

  1. RDKS WarnleuchteVerifique la lámpara de advertencia y la indicación en el display del vehículo - si la lámpara se enciende se debe hacer un diagnóstico, tanto si se trata de un error del sistema o de una pérdida de presión de aire (véase el manual del vehículo).
  2. Control de la válvula (¿la junta está dañada? ¿se observa corrosión?).
  3. Escaneado de los sensores mediante una herramienta de diagnóstico/programación.
  4. Documentación de los resultados del escaneado (estado inicial del TPMS del vehículo).
  5. Ejecución del pedido del cliente, p.ej. cambio de rueda, reemplazo de neumáticos o sensores, mantenimiento de la válvula. Si fuera necesario: aprendizaje manual de los sensores (nuevos) en el vehículo y verificación del TPMS.
  6. Documentación del estado final del TPMS del vehículo (el estado del TPMS no debe ser peor que el estado inicial) e información al cliente.

Tener en cuenta: como la aptitud de funcionamiento del TPMS es parte de la autorización de actividad, el taller debe asegurar la funcionalidad después de cada intervención. La documentación correspondiente del estado del TPMS antes y después de realizar un mantenimiento, un diagnóstico y de ejecutar el pedido del cliente constituye una protección en el marco de la responsabilidad y de la garantía.

¿Qué debe observarse para el pedido o la creación propia de un juego completo de ruedas?

En un vehículo con TPMS directo debe tenerse en cuenta lo siguiente:

  • Dado que todos los neumáticos deben estar equipados con sensores, para la creación de un juego completo de ruedas para este vehículo debe montarse un sensor en el mismo.
  • Los sensores originales ya están programados de forma específica para el vehículo y, sin programación adicional, pueden montarse en la rueda y después en el vehículo.
  • Por el contrario, los sensores universales necesitan ser programados con una herramienta especial de diagnóstico/programación, para así transferir detalles específicos del vehículo al sensor y quedar compatible con el TPMS del vehículo. Dependiendo de la herramienta de programación en la cual invirtió el taller, los sensores deben programarse antes de la creación del juego completo de ruedas, o pueden programarse posteriormente por radio.

¿Cómo reconoce el vehículo los sensores (nuevos)?

Como los sensores están programados y montados dentro de la rueda, debe garantizarse que el vehículo reconozca el sensor y que la comunicación entre el mismo y el aparato lector funcione adecuadamente. Para ello, los sensores del receptor central (unidad de control y procesamiento de datos del TPMS) deben activarse cuando se emplea un nuevo ID del sensor o la posición original de la rueda ha sido modificada.

Existen tres tipos de aprendizaje/programación de un sensor nuevo (dependiendo de las características del vehículo):

  1. Autoaprendizaje del vehículo: durante un viaje de 10 minutos a una velocidad entre 35-100 km/h el vehículo lee el sensor automáticamente y la lámpara de advertencia se apaga de forma automática (p.ej. con Mercedes, Opel, VW, Ford, Mazda, Hyundai).
  2. Aprendizaje manual mediante el propietario/conductor del vehículo a través del menú del mismo: proceso predeterminado que se encuentra en el manual del vehículo (p.ej. en Audi, Mercedes, BMW, Porsche).
  3. Aprendizaje mediante determinadas herramientas de programación/diagnóstico: los sensores son enseñados haciendo una conexión entre la herramienta de programación y la interfaz OBDII (= On Board Diagnose Interface) (p.ej. en Renault, Citroen, Peugeot, Nissan, Opel, Fiat y Lancia). Esta interfaz también se utiliza para el diagnóstico de problemas al encenderse la lámpara de advertencia.

¿Qué herramientas de programación/diagnóstico existen para TPMS?

Hay distintos tipos de herramientas de programación/diagnóstico con muchas funciones diferentes, en una gama de precios entre 500-1500 euros.

Para efectuar el diagnóstico, las herramientas entran en contacto por radio con los sensores, permitiendo así visualizar la falla del TPMS en el display de la herramienta. Por regla general, solo los aparatos de la clase de precios más altos disponen de la función de establecer una interfaz directa con el OBD y así efectuar el aprendizaje de los sensores nuevos. Para la programación de los sensores universales con los datos típicos del vehículo y la creación de un ID nuevo o clonado del sensor, la utilización de una herramienta de programación es inevitable. Mediante algunas herramientas incluso es posible entrar en contacto con sensores ya montados y reprogramarlos.

  1. RDKS Pre-Service Werkzeug

    Herramientas pre-servicio: se emplean principalmente para diagnóstico (en parte con capacidad de programación), tienen un display pequeño, permiten la transmisión de datos a un PC mediante dispositivo USB, pensado sobre todo como sistema de nivel inicial con pocos diagnósticos (y programaciones) eventuales.
  2. RDKS Programmier-PAD von Schrader PAD (Programming Accessory Devices): lectura y programación de sensores que para ello deben estar directamente en contacto con el PAD (inserción del sensor). Mediante un USB el PAD se conecta a un PC, que se emplea como display.
  3. RDKS All-In-One Werkzeug von Schrader Todo en uno: programación por radio en cuestión de segundos mediante limitación de ID's de sensores existentes, o creación de un ID nuevo, diagnóstico rápido y sencillo por radio, puede crear frecuentemente una interfaz OBD, los datos pueden transmitirse automáticamente a un PC (funciones adicionales como p.ej. impresión de informes), recomendado para talleres con cantidad promedio de visitas.

Resumen de la preparación para los TPMS

La obligatoriedad de los TPMS pone a los talleres frente a muchos cambios y retos, sobre todo en vista de la tecnología de los TPMS directos. El desarrollo del mercado en relación con la difusión del TPMS es muy positivo, por lo cual es ventajosa una preparación anticipada para el manejo de esta tecnología.

Los puntos siguientes son muy útiles para la preparación del trabajo con el TPMS directo:

  1. Buena preparación para las discusiones con el cliente (determinación de los datos del vehículo, TPMS directo/indirecto, informaciones sobre el TPMS, comunicación y explicación de los costes adicionales).
  2. Preparación del personal para la nueva tecnología.
  3. Inversión en sensores apropiados y herramientas de diagnóstico/programación.
  4. Aprovechamiento de las ventajas competitivas mediante la comunicación a los clientes de los servicios TPMS.
  5. Optimización y adaptación de los procesos internos para el servicio de neumáticos.
  6. Adaptación de los tiempos de entrega y de los precios para el servicio de neumáticos en vehículos con TPMS directo.
  7. Documentación del estado del TPMS antes y después de los trabajos.

Ventajas y desventajas del TPMS para el taller

Ventajas

Desventajas

 

  • Ganancias adicionales mediante las nuevas prestaciones de servicios (p.ej. servicio­ extra de neumáticos, mantenimiento del TPMS) y piezas de recambio (p.ej. nuevos sensores, kits de servicio).
  • Los clientes con TPMS directo y neumáticos de verano e invierno acuden al taller como mínimo dos veces por año.
  • Mejoramiento de la relación con el cliente mediante el contacto periódico con el mismo y posibilidad de ofrecer servicios adicionales.

 

  • Prolongación de los tiempos de servicio en un vehículo con TPMS directo.
  • En temporada alta debe resolverse el problema de poder ejecutar menor cantidad de pedidos por día debido al mayor consumo de tiempo para el procesamiento de los mismos.
  • Solución: compensación del mayor consumo de tiempo mediante un buen trabajo previo, p.ej. mediante consultas telefónicas con el cliente sobre el pedido, o la provisión puntual de los materiales.

 

  • Aumento de la importancia de los talleres para el servicio de neumáticos (p.ej. el propietario/conductor del vehículo difícilmente pueda realizar por sí mismo el cambio de un neumático con TPMS directo).

 

  • Los clientes pueden asustarse con el aumento de los precios, o no estar dispuestos a pagarlos, lo que tiene como consecuencia el uso de los mismos neumáticos durante todo el año o prescindir del mantenimiento del TPMS.
  • Solución: mejor comprensión de los costes adicionales mediante una buena asesoría e información al cliente sobre los TPMS, haciendo referencia a las disposiciones legales y también acentuando el aspecto de la seguridad.

 

  • Ventaja competitiva por especialización como taller para TPMS mediante una diferenciación de la oferta de servicios ofrecidos, know-how y servicio.

 

  • Los errores en el manejo de la tecnología TPMS por falta de know-how pueden conducir a una mala reputación y a demandas por daños.
  • Solución: cualificación del personal mediante aprendizaje propio, entrenamientos o capacitaciones, buena transmisión y comunicación de las informaciones entre los empleados para impulsar el know-how.
Informaciones para clientes con juegos completos de ruedas

¿Cuándo me afectará la obligatoriedad del TPMS?

Si usted conduce un automóvil o una casa rodante debe conocer lo siguiente:

  1. Desde el 1º de noviembre de 2012, todos los tipos  de automóviles y casas rodantes nuevas vendidos en la UE deben estar equipados con un TPMS.
  2. A partir del 1º de noviembre de 2014, todos los automóviles y casas rodantes en la UE deben disponer del registro inicial de un TPMS.

¿Por qué las reparaciones de neumáticos no pueden ser hechas por los servicios de auxilio en carreteras?

RDKS Sensor defekt
La utilización de elementos de auxilio, como p.ej. sprays para pinchaduras, puede provocar reacciones químicas que dañarían el sensor y los neumáticos.

¿Dónde puedo conseguir la tecnología?

Los TPMS directos o indirectos se montan durante la fabricación del vehículo. En el caso de que un fabricante no monte un TPMS en el vehículo no se requiere una instalación posterior, pues dicho vehículo no está sometido a la obligatoriedad del TPMS.

Cualquier taller que ofrezca servicios para el TPMS podrá informarlo sobre piezas de recambio, como p.ej., un kit de servicio para mantenimiento de la válvula, o un sensor de reemplazo.

Por favor tenga en cuenta que debido a la tecnología compleja del TPMS, se recomienda acudir a un taller especializado que cuente con las herramientas de programación apropiadas para el cambio de neumáticos, y para trabajos de mantenimiento en caso de problemas (p.ej. una advertencia en el display).

¿Qué sucede si deseo/debo cambiar un neumático (pinchadura, desgaste, neumáticos de invierno/verano)?

Durante un servicio de neumáticos con TPMS directo siempre deben verificarse los sensores.

Los vehículos con obligación de uso del TPMS deben equipar todos los neumáticos con sensores.

En el caso de que deba montarse un neumático nuevo en el vehículo, también deberá montarse un sensor compatible con el TPMS en el vehículo.

¿Puedo montar yo mismo mis neumáticos con TPMS directo?

Durante el servicio de un neumático con TPMS directo debe observase lo siguiente:

  • Necesidad del mantenimiento de la válvula en cada cambio de neumático, para evitar el desgaste del sensor.
  • Con neumáticos nuevos: nuevo aprendizaje de los sensores en el vehículo debido a un nuevo ID del sensor o a un cambio en la posición de la rueda, para así asegurar una comunicación sin dificultad entre el sensor y el receptor del TPMS.
  • Debido a los nuevos requerimientos técnicos el montaje por cuenta propia se dificulta, razón por la cual es recomendable acudir a un experto/taller para el servicio de los neumáticos.

Mi vehículo no tiene ningún TPMS, ¿debo hacer montar uno posteriormente?

En el caso de vehículos sujetos a la obligación del TPMS, durante la fabricación de los mismos se instala un TPMS directo o indirecto, porque no siendo así dichos vehículos no recibirán una aprobación de tipo ni tampoco serán matriculados dentro de la UE.

El montaje posterior de un TPMS no es obligatorio.

¿Qué sucede si mi TPMS no funciona correctamente?

En el caso de que en el display del vehículo se visualice una señal de advertencia, deberá acudirse a un taller lo más rápido posible, pues esto implica que, o el TPMS está defectuoso, o existe una pérdida de presión de aire.

Un TPMS defectuoso se evalúa como defecto menor, que no obstante el propietario/conductor del vehículo debe reparar de inmediato debido a su relevancia para la seguridad.

¿Qué debo hacer si mi vehículo comunica una pérdida de presión?

Debe buscarse sin demora un taller o estacionar el vehículo y ponerse en contacto con servicio de reparaciones, pues existe un neumático defectuoso y la seguridad de conducción no está más asegurada.

¿Cómo puedo hacer el mantenimiento de mi TPMS?

Las válvulas y los sensores están sujetos a un desgaste natural, por lo que deben mantenerse periódicamente (recomendación: en cada cambio de neumático).

El mantenimiento puede ser realizado por un taller con servicio de TPMS.

© 1999-2017 by Delticom / neumaticos-online.es

EBRDES17