Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, proporcionar funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, proporcionamos información sobre cómo utilizas nuestro sitio web a los socios de redes sociales, publicidad y análisis. Si continúas utilizando nuestro sitio web, aceptas nuestras cookies.
Estado del pedido x
Cerrar sesión

911 51 66 23911 51 66 23

GP de Singapur 2013

19/09/2013

Después de dos circuitos rápidos e históricos en el corazón de Europa, Spa y Monza, la Fórmula Uno se dirige hacia un escenario opuesto: el ultramoderno circuito urbano de Singapur, que es la única carrera en el calendario que se corre bajo las luces de las farolas urbanas. Para adaptarse a la naturaleza de arranque y parada de esta pista, Pirelli ha seleccionado el P Zero rojo superblando y el blanco medio.
El hecho de que la carrera se desarrolle por la noche, con todos los equipos siguiendo el horario del calendario europeo, así como una serie de otros factores, hacen que el circuito de Marina Bay sea único. En cuanto a duración, ésta suele ser la carrera más larga del año, ya que a menudo se acerca al límite de tiempo de dos horas, lo que significa que los coches llevan la carga de combustible más pesada de la temporada. Es también una de las carreras más húmedas del año, y estadísticamente hay una alta probabilidad de que intervenga un coche de seguridad. Todos estos elementos influyen en el desgaste y la degradación, así como en la estrategia de neumáticos.
Paul Hembery (Responsable de Pirelli Motorsport): “Los neumáticos que traemos a Singapur este año representan un cambio respecto a los del año pasado, que fueron el blando y el superblando. Esto se debe a que los compuestos son, en general, más blandos, con el fin de maximizar el rendimiento y el agarre. Singapur es bastante bacheado – una característica típica de los circuitos urbanos – y hay un montón de mobiliario urbano, como las líneas blancas del suelo o las alcantarillas que comprometen el agarre y la tracción. Además, corremos de noche, lo que representa un conjunto único de parámetros a los que los neumáticos deben enfrentarse, por todo lo que se refiere a la forma en que la pista y las temperaturas ambientales van evolucionando. Los coches también llevan la carga de combustible más pesada del año, lo que a su vez tiene un efecto directo en el desgaste y la degradación de los neumáticos. Es una carrera larga que da a los equipos muchas posibilidades para desarrollar algunas estrategias interesantes en lo que es un acontecimiento verdaderamente espectacular en todos los sentidos. Siempre nos han hecho sentir muy bienvenidos en Singapur, que es probablemente el evento más espectacular del año en todos los sentidos. Nuestro objetivo, como siempre, es contribuir a ese espectáculo, proporcionando neumáticos con un buen compromiso entre rendimiento y degradación con el fin de garantizar una competencia reñida.”
El neumático desde el punto de vista del circuito:
• La tracción es fundamental, porque Singapur es el segundo circuito en número de curvas (23). El asfalto tiende a ser desigual y resbaladizo, con el agarre comprometido por las líneas blancas de circulación y las tapas de las alcantarillas. Sin embargo, los coches pueden generar 4,3 G en frenada, a pesar de la falta de adherencia.
• Los niveles de humedad en Singapur están entre el 75% y el 90%, lo que a menudo puede inducir la lluvia. Por consiguiente, existe una alta probabilidad de que aparezcan los Cinturato verdes intermedios y los azules de lluvia.
• Singapur tiene uno de los tiempos de parada más alto del año, debido a que el límite de velocidad en el pit lane es inferior que en la mayoría de pruebas (60 km/h) y cuenta con un pit lane de 404 metros, lo que tiene un impacto en la estrategia también.
Notas técnicas:
• Además de ser una carrera larga, el consumo de combustible por kilómetro es una de los más altos del año, debido a la naturaleza de parada y arranque del circuito. Alrededor de la mitad de la vuelta se hace en aceleración máxima, pero también hay varias zonas de frenada.
• El año pasado, todos los pilotos del podium utilizaron una estrategia a dos paradas. Sebastian Vettel ganó la carrera desde la tercera posición con el rojo superblando, completando dos stints más con el amarillo blando. Jenson Button terminó segundo utilizando exactamente la misma estrategia. Todos los diez primeros de la parrilla empezaron la prueba con los P Zero superblandos.
• La estrategia de carrera en Singapur tiene que ser muy flexible con el fin de tener en cuenta la alta probabilidad de que salga un coche de seguridad (el año pasado aparecieron dos). Un período de coche de seguridad implica que algunos pilotos pueden disponer de una parada en boxes “libre”, y también ralentiza el desgaste y la degradación general, mientras que los tiempos por vuelta son mucho más lentos.
20 of 942 News

GP de Singapur 2013