ico

Medios y blandos para el revirado y cálido circuito de Hungaroring

22.07.2014

Trazado de bajo agarre y bajas velocidades que pone énfasis en el agarre mecánico
Los equipos y Pirelli vuelan directos a Hungría desde Alemania, las únicas pruebas de la temporada europea que se celebran consecutivamente
Pirelli, junto con el resto de los equipos, se encuentra recorriendo los 800 kilómetros que separan Hockenheim de Budapest, sedes de las dos únicas carreras consecutivas en Europa de esta temporada. Hungaroring, el primer lugar en que se celebró un Gran Premio de Fórmula Uno detrás del antiguo Telón de Acero en 1986, es una instalación permanente aunque cuenta con muchas de las características de un circuito urbano, con curvas cerradas y reviradas y una superficie de baja adherencia que pone el énfasis en el agarre mecánico. En el pasado, la carrera se ha celebrado a menudo en una climatología muy cálida, aunque la lluvia también ha ha hecho acto de presencia. Pirelli lleva a Hungría el neumático P ZERO blanco medio y el amarillo blando, compuestos que deberían proporcionar un buen compromiso entre rendimiento y resistencia a las altas temperaturas ambientales. Aunque el circuito de Hungaroring no es particularmente exigente con los neumáticos, la serie ininterrumpida de curvas hace que los compuestos no tengan muchas oportunidades de refrescarse en el transcurso de una vuelta.
Paul Hembery (Responsable de Pirelli Motorsport): “Hungría es conocido por su diseño complicado, donde es difícil adelantar y encontrar una perfecta puesta a punto para toda la vuelta. Eso implica que la estrategia es especialmente importante, ya que ofrece la rara oportunidad de ganar posiciones en pista. El clima es generalmente un tema importante en Hungría, pero tras haber comprobado el comportamiento de nuestros neumáticos en Hockenheim, con temperaturas en pista muy elevadas, estamos seguros de que no debería ser un problema. Los neumáticos que traemos a Hungría son un poco más duros, con el objetivo de hacer frente a unas mayores exigencias, por lo que esperamos estrategias a dos paradas – aunque sólo tendremos una idea más clara sobre este tema cuando lleguemos a los entrenamientos libres del viernes.”
Jean Alesi (Embajador de marca Pirelli): “En los últimos años, el circuito de Hungaroring ha cambiado de manera positiva. Es un circuito en el que se corre con máxima carga aerodinámica, porque todas las curvas son lentas y de aceleración con marchas cortas, aunque también hay algunos lugares donde puedes forzar al máximo. Conseguir una buena tracción sigue siendo el desafío técnico principal, y debes tener cuidado con los neumáticos traseros, de lo contrario terminan sin agarre y con una capacidad de frenado reducida. Hay algunos puntos clave que deben controlarse. Por ejemplo, la segunda curva después de los boxes es una cuesta abajo de izquierdas que parece rápida pero no lo es: necesitas mantenerte en la parte interior para tener la mejor trazada de entrada a la curva de derechas que sigue. Y esa es la clave para Hungaroring: cada curva afecta a la siguiente. Creo que va a ser aún más difícil este año: las curvas obligan a los pilotos a modular el uso del acelerador y, con el par extra de este año, eso no es una tarea fácil, por lo que será muy difícil mantenerse en la trazada ideal cada vez ….”
El circuito desde el punto de vista del neumático:
Hungaroring es un circuito que mantiene un buen equilibrio entre tracción, frenado y energía lateral. Los coches circulan con máxima carga aerodinámica con el fin de aprovechar al máximo el agarre mecánico en las curvas lentas.
El neumático medio es un compuesto de bajo rango de trabajo, capaz de lograr un rendimiento óptimo incluso en una amplia gama de temperaturas bajas. Por otro lado, el neumático blando es un compuesto de alto rango de trabajo, adecuado para temperaturas más altas. La temperatura de pista en el circuito de Hungaroring suele estar entre las más calurosas del año.
Los neumáticos son a menudo sometidos a una combinación de fuerzas en Hungaroring. La carga aerodinámica implica que hay una fuerza de empuje vertical hacia abajo sobre los neumáticos, mientras que, al mismo tiempo, hay una fuerza lateral atravesándolos en el momento en que superan las curvas, así como fuerzas longitudinales de aceleración y de frenado. Todo ésto aumenta la presión sobre la estructura.
La estrategia ganadora en 2013 fue de tres paradas: Lewis Hamilton se llevó su primera victoria para Mercedes con el neumático medio y el blando. Kimi Raikkonen terminó segundo para Lotus después de parar en dos ocasiones






















20 de 766 News (1 - 20)

neumaticos-online.es - una oferta por Delticom AG 09.08.2020 07:46