Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, proporcionar funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, proporcionamos información sobre cómo utilizas nuestro sitio web a los socios de redes sociales, publicidad y análisis. Si continúas utilizando nuestro sitio web, aceptas nuestras cookies.
Estado del pedido x
Cerrar sesión

911 51 66 23911 51 66 23

Nico Rosberg se impone en su carrera de casa con una estrategia a dos paradas

22/07/2014

Hamilton remonta 17 posicionesc con una estrategia a tres paradas
Los neumáticos blando y superblando aseguran una competición reñida desde la salida hasta la meta
Nico Rosberg (Mercedes) celebra la victoria
en el Gran Premio de Alemania
Nico Rosberg ha ampliado su liderato en el campeonato con la victoria en su gran premio de casa, usando una estrategia a dos paradas, con un relevo con el P ZERO rojo superblando seguido por dos relevos con el P ZERO amarillo blando. Era la primera vez que Rosberg subía al podio en el Gran Premio de Alemania, pero también el 300º podio de Williams, por gentileza de Valtteri Bottas, en el podio por tercera carrera consecutiva.
El compañero de Rosberg, Lewis Hamilton, remontó 17 posiciones al acabar tercero, tras partir desde el 20º lugar de la parrilla debido a un accidente en la calificación. Durante la carrera, Hamilton cambió de una estrategia a dos paradas a una de tres, empezando con dos relevos con el neumático blando y sirviéndose de la velocidad extra del superblando para sus dos últimos relevos. Su último relevo con el neumático superblando fue de 17 vueltas, durante las cuales marcó la vuelta rápida. Esto le permitió acercarse a Bottas en las últimas vueltas y acabar a solo 22 segundos de Rosberg, a pesar de llevar el alerón delantero dañado.
Todos los pilotos punteros de la parrilla empezaron con el neumático superblando, que era alrededor de un segundo por vuelta más rápido que el blando. La temperatura del asfalto era más de 20 grados centígrados más baja que durante los dos últimos días, lo que dio una nueva dimensión a los equipos, pero la lluvia prevista no se materializó. Los pilotos pudieron tirar tanto como pudieran, lo que deparó luchas muy reñidas de principio a fin: la diferencia al final entre el Ferrari de Fernando Alonso y el Red Bull de Daniel Ricciardo, quinto y sexto, fue de menos de una décima de segundo, después de 306 kilómetros de carrera.
Paul Hembery (Responsable de Pirelli Motorsport): “Con las condiciones mucho más frescas de lo que habían sido con anterioridad, los equipos trabajaban en un terreno un tanto desconocido en lo que respecta al comportamiento de los neumáticos en comparación con los dos días anteriores. Vimos muchas peleas reñidas –en ocasiones, muy reñidas–, que también afectaron al desgaste y la degradación de los neumáticos. Como se esperaba, hubo entre dos y tres pit stops, con dos de los pilotos que subieron al podio, incluido el vencedor, que solo pararon dos veces. Aunque paró una vez más que sus rivales directos, la estrategia de Hamilton le permitió meterse en la lucha desde la parte baja de la parrilla. Nuestra elección del blando y el superblando aseguró mucha acción y batallas emocionantes desde la salida hasta la meta, a pesar de las diversas estrategias en juego”.
20 of 942 News

Nico Rosberg se impone en su carrera de casa con una estrategia a dos paradas