Usamos cookies para personalizar contenido y anuncios, proporcionar funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, proporcionamos información sobre cómo utilizas nuestro sitio web a los socios de redes sociales, publicidad y análisis. Si continúas utilizando nuestro sitio web, aceptas nuestras cookies.
Estado del pedido x
Cerrar sesión

911 51 66 23911 51 66 23

Mezcla de estrategias de neumáticos en el gran premio más largo del año

26/09/2014

Hamilton gana desde la pole y se coloca líder del mundial: se mantiene el historial de intervenciones del safety car, con influencia en la estrategia de neumáticos
Red Bull coloca los dos coches en el podio yendo a dos paradas
Lewis Hamilton (Mercedes) aprovechó al máximo una estrategia a tres paradas para ganar en Singapur y auparse al liderato del campeonato del mundo. Hizo los tres primeros relevos con el P Zero rojo superblando, antes de completar la carrera, que llegó hasta el límite de las dos horas y no pudo dar las 61 vueltas previstas, con el P Zero amarillo blando.
Sin embargo, el vigente campeón del mundo, Sebastian Vettel (Red Bull), le plantó cara con una estrategia a dos paradas desde el cuarto lugar de la parrilla. Vettel hizo los dos primeros relevos con el superblando y luego un relevo final con el blando al final del gran premio, cuando el coche rodaba con poca gasolina y era más ligero. Su compañero Daniel Ricciardo siguió la misma estrategia para acabar tercero, delante del Ferrari de Fernando Alonso.
Esto permitió a Vettel colocarse en cabeza en las últimas vueltas de la carrera, lo que ilustra a la perfección hasta qué punto la estrategia de neumáticos puede cambiar del todo las cosas. Con una diferencia de tiempo de unos dos segundos entre los compuestos, todos los pilotos empezaron con el superblando, más rápido. El uso que hicieron de los neumáticos a continuación resultó crucial, y constituyó la clave de la carrera.
Singapur mantuvo su historial del 100% de intervenciones del safety car, tras el contacto entre dos pilotos en el ecuador de la carrera. Alonso y el piloto de McLaren Jenson Button aprovecharon la oportunidad ofrecida por las siete vueltas de neutralización con el safety cara para cambiar a los neumáticos blandos. Los pilotos de Red Bull y Williams ya habían parado a montar los neumáticos blandos antes del coche de seguridad, así que tenían todas las opciones abiertas al haber montado los dos compuestos ya en la primera mitad de la carrera.
Cuando se retiró el safety car, Hamilton tenía que aumentar su ventaja hasta unos 25 segundos: el tiempo necesario para entrar y salir de los boxes. Pero el piloto de Mercedes se reincorporó en la segunda posición tras su última parada en la vuelta 52, y se sirvió de su ventaja de rendimiento para recuperar el liderato de manos de Vettel poco después.
Paul Hembery (Responsable de Pirelli Motorsport): “Una vez más, asistimos a otra carrera muy tensa y emocionante, en que las distintas estrategias de carrera conformaron una parte decisiva del resultado. En las últimas vueltas del gran premio tuvimos a Hamilton con neumáticos blandos más frescos detrás de Vettel con neumáticos blandos más usados, lo que hizo que tuviera que adelantar para ganar la carrera. Antes de eso, tuvimos una situación en que Hamilton, con el neumático superblando más rápido, tenía que forjar una ventaja crucial de casi medio minuto después del safety car, para poder tener tiempo suficiente de entre y salir de boxes y cambiar al neumático blando. Así pues, como ya hemos visto antes, a pesar del hecho de que habían varias estrategias diferentes en juego, el final fue sumamente reñido”.
20 of 942 News

Mezcla de estrategias de neumáticos en el gran premio más largo del año