ico

Los motores 1.0 TSI y 1.6 TDI de 115 CV

30.11.2016

El SEAT Ateca está disponible con una amplia gama de variantes, que permite elegir entre potentes propulsores turbo de gasolina (TSI) o diésel (TDI), con una potencia de entre 115 CV y 190 CV, con tracción delantera o total, además de cajas de cambios manuales o DSG de doble embrague.

Las versiones de acceso a la gama, en gasolina y diésel, cuentan con los motores 1.0 TSI  115 CV y 1.6 TDI 115 CV. Ambos cumplen con la normativa de emisiones Euro 6 gracias a una serie de avances tecnológicos que hacen de ellos dos de los motores más sofisticados y eficientes del mercado.

El 1.0 TSI es un motor tricilíndrico de 999 cm3 con bloque y culata de aluminio que va situado en posición delantera transversal. Es un motor muy compacto que cuenta con colector de escape integrado en la culata, accionamiento del árbol de levas por correa dentada, distribución variable en admisión y escape, inyección directa de hasta 250 bar de presión, intercooler integrado en el colector de admisión, bomba de aceite de caudal variable y un sofisticado sistema de gestión térmica del motor mediante tres circuitos de refrigeración  separados (culata, bloque y sobrealimentación).  El turbocompresor dispone de catalizador de oxidación.

A pesar de ser un motor de tres cilindros, el 1.0 TSI no dispone de árbol de equilibrado. En su lugar, se consigue un perfecto equilibrado y se eliminan las vibraciones gracias a cuatro contrapesos en el cigüeñal, un amortiguador de inercia y el volante motor que se sitúan a cada extremo del cigüeñal. Gracias a todos ellos, el motor 1.0 TSI es capaz de mover el Ateca con una increíble suavidad, casi más propia de un tradicional motor de cuatro cilindros.

La respuesta, además de suave, resulta increíblemente contundente. El par máximo es de 200 Nm entre 2.000 y 3.500 Nm, por lo que es el motor de tres cilindros con mejor par específico del mercado (200 Nm/litro). Pero lo mejor es que, desde 1.500 rpm el motor ya está dando 175 Nm, lo que supone un 87 por ciento del par máximo disponible. Por eso, desde ralentí hasta prácticamente el corte de inyección (6.400 rpm), el Ateca 1.0 TSI se mueve con una dulzura y contundencia sorprendentes. Sin apenas ruido ni vibraciones, todo un ejemplo de calidad de rodadura que resulta casi imposible encontrar entre sus rivales.

Por lo que respecta al 1.6 TDI de 115 CV, se ha conseguido reducir en 2,5 g/km las emisiones de CO2 gracias a un conjunto de medidas que incluyen la reducción de la contrapresión de escape, la reducción de la potencia absorbida por la bomba de aceite, el empleo de un aceite de baja viscosidad para aminorar las fricciones, el incremento de la temperatura de apertura del termostato y el empleo de un alternador con tensión reducida en el ramal de la correa de accesorios.

La depuración de los gases de escape se realiza mediante un catalizador de cuatro vías, mientras que la inyección directa se realiza mediante inyectores piezoeléctricos con una presión de hasta 2.000 bar.  Al igual que el motor 1.0 TSI, el 1.6 TDI cuenta con  intercooler aire-agua integrado en el colector de admisión, bomba de aceite de caudal variable y un sofisticado sistema de gestión térmica del motor mediante tres circuitos de refrigeración  separados (culata, bloque y sobrealimentación). Otra característica importante del 1.6 TDI 115 CV es que el sistema de recirculación de gases de escape funciona tanto en alta como en baja presión, lo que permite también reducir las emisiones.

Con un par máximo constante de 250 Nm desde 1.500 hasta 3.250 rpm, el motor 1.6 TDI 115 CV es también un ejemplo a seguir por su respuesta ante las demandas del conductor sobre el acelerador. Los adecuados desarrollos de la caja de cambios manual de seis velocidades permiten obtener un rendimiento óptimo en cualquier circunstancia.

El comportamiento dinámico del Ateca se debe a una gama de propulsores de última generación, todos ellos dotados de turbocompresor, inyección directa y sistema start/stop. Los motores 1.0 TSI y 1.6 TDI de 115 CV no son ajenos a esta tecnología. Ambos van unidos a un cambio manual de seis velocidades y cuentan con tracción delantera. Por su agrado de uso, suavidad de funcionamiento y reducido consumo son, en suma, la combinación ideal para circular con agilidad por tráfico urbano, viajar con soltura por carretera y aventurarse por algún camino o pista en buen estado. Todo ello con una calidad de rodadura excepcional en todo momento.

El consumo medio es de 4,3 l/100 km para el 1.6 TDI de 115 CV y de 5,2 l/100 km para el 1.0 TSI de 115 CV. Estas cifras suponen unas emisiones de CO2 de 113 y 119 g/km, respectivamente, por lo que ambos modelos quedan exentos del pago del impuesto de matriculación.

La diversión al volante es una de las premisas básicas de SEAT. En particular, el Ateca ofrece una combinación única de precisión y agilidad, confort y seguridad. El nuevo Ateca está entre los mejores SUV a la hora de mantener esta fantástica combinación. Gracias a su carácter compacto, sus potentes motores y a sus suspensiones perfectamente afinadas, ofrece un rendimiento y una capacidad de manejo que establecen un nuevo referente en el segmento de los SUV, además de adaptarse perfectamente a un estilo de vida urbano y versátil.






















20 de 393 News (1 - 20)

neumaticos-online.es - una oferta por Delticom AG 09.08.2020 07:30